Cómo seleccionamos nuestras flores

No nos engañemos. El sector de la floristería no es el más ecológico y sostenible del mundo.

Pero sí podemos hacer un uso más responsable. 

El sector floral en general, desde el productor hasta los diseñadores florales, están haciendo un gran esfuerzo por buscar la manera de ser mas sostenibles, bien sea mejorando en los materiales utilizados, reduciendo los residuos o propiciando un cultivo responsable al demandar flor de temporada.

Actualmente con la globalización podemos tener casi cualquier flor en cualquier época del año, pero esto se consigue de dos maneras:

- Productores que reproducen artificialmente los entornos. Esto requiere un consumo altísimo de agua y energía para simular ambientes húmedos, mas calientes, o más fríos, dependiendo del tipo de flor.

- Importando flores de paises en los que esas flores estén en temporada. Hay flore que solo florecen en primavera, debido a las condiciones climáticas muy específicas que lo permiten. Si queremos tener una flor típica de primavera en otoño, tendremos que traerla de países donde sea primavera en octubre, por ejemplo. Aparte de que los costes se disparan, encareciendo considerablemente tus arreglos, las emisiones del transporte por un par de paquetes de flor, también aumentan.

Por esta razón consumir flor de temporada, lo más cercana posible, es una práctica responsable y sostenible que ayudará enormemente a que el sector de la floristería sea menos contaminante.

Otra práctica sostenible es la disminución del uso de la espuma floral. Este material fue toda una revolución en la floristería, que nos permite crear arreglos increíbles conservando la flor hidratada mucho tiempo. Pero esta espuma no es biodegradable, por lo que aunque se deshaga por completo, sus partículas no se descompondrían en cientos de años.

Sin embargo es un material imprescindible para muchos trabajos florales, para que se mantengan en su sitio y se conserven las flores. Pero hay que utilizarlo cuando es estrictamente necesario, y después de ello, intentar reutilizarlo y evitar que vaya a la basura innecesariamente.

Por eso te recomendamos:

1. Cuando compres flores, elige ramos para poner en jarrón con agua en vez de arreglos con espuma.

2. Si necesitas que sea un arreglo con espuma, una vez tus flores se marchiten, conserva la espuma si todavía se puede reutilizar. En nuestro blog te daremos muchas ideas de hacer pequeños arreglos con los ramos, y que pueden ser realizados con espuma floral que te sobre.